miércoles, 11 de abril de 2012

Caspueñas, semana santa.



El sol se pasó de tímido está semana santa, bueno más bien pareció elegir otros lugares para pasar estos días. En su lugar las nubes iban y venían sobre los montes del lugar, trayendo una fría carga de agua que incluso en la mañana del sabado fue nieve.

No obstante los pocos valientes que se acercaron una vez más a los acogedores brazos del lugar, disfrutaron del buen comer y del buen beber que por allí se estila.

Hay que añadir que a la dieta gastronómica típica de torreznos, chorizos y migas asomaron otras muy diversas como huevos de avestruz o megahamburguesas que se apegaron a los estomagos inmisericordemente, y que a más de uno nos dejaron con el deposito más que lleno.

La foto que acompaña a este pequeño texto, es del último día, el Domingo asomó burlón el astro rey y quiso acompañar a cada uno a su lugar de retorno, ya sean Guadalajaras o Madriles.