miércoles, 28 de noviembre de 2012

El gallinero.




Así se bautizó al "hogar" del grupo, aquellas cuatro paredes fueron cobijo en los gélidos días de invierno además de ser el escenario de fiestas y aventuras varias.
El gallinero supuso un curioso lugar desde donde los chicos disfrutaron de su juventud y donde los divertimentos y anécdotas se sucedían sin pausa o control alguno. Las risas, a veces también alguna que otra lágrima, llenaron los huecos de aquellas piedras encaladas, y años después al pasar por ese tramo de la carretera, al pasar junto al antiguo cobijo en más de una ocasión me han asaltado los recuerdos del ayer y he sentido una dulce nostalgia.

No hace mucho curioseando en una carpeta del instituto encontré unos cuantos folios, uno de esos cuentos inconclusos que no terminan nunca de ver la luz, me alegró la tarde la lectura de las aventuras de unos personajes, situaciones y lugares basados en aquellos lejanos tiempos del Gallinero. Tal vez, con el tiempo rescate aquel humilde relato, de momento solamente me limitaré a mostrar un extracto.

" La puerta era en aquellos momentos cualquier cosa menos fuerte y robusta, en definitiva estaba hecha polvo, y para colmo el fin de semana pasado en una fiesta Juanín la propinó una buena patada dotándola del mayor boquete de su historia, el cual tuvieron que tapar con algunas tablas mal puestas.
El interior del lugar y el mobiliario era sencillo, como el de cualquier otra peña. 
A la izquierda de la puerta tres sillones, regalados por ni se sabe quien, enfrente estaba la barra compuesta de dos o tres viejas puertas y decorada con las firmas de los chicos y otras cosillas más. A la derecha un largo tablón, cogido de cualquier obra, aumentaba el número de asientos donde el personal podía sentarse.
Todo esto era la parte principal de la peña, pero frente a la puerta y detrás de la barra existía una estrecha galería que antiguamente fue una bodega y que ahora se utilizaba para almacenar chismes y cosas inservibles, bueno también estaba el frigorífico nuevo, el cual durante las fiestas era objeto de veneración de todo el mundo".